Predicas Cristianas

Y dio a luz a su hijo primogénito

A pesar de que los arbolitos de pino (o como se les dice: arbolitos navideños), no tienen nada que ver con el nacimiento de Jesucristo, el que tú tengas uno en tu casa como decoración de esta época no es ofensa a Dios.

Anuncios

Sé que existen muchos que me juzgaran, condenaran, y criticaran mi respuesta citando lo que dice la biblia en Jeremías 10:2-4 que nos dice: “…Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman.  3 Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. 4 Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva…”

Y la realidad es que la primera impresión que uno recibe al leer estos versículos es que se está hablando del arbolito de navidad, pero los estudios bíblicos claramente nos indican que este no es el caso.

Los estudios bíblicos nos revelan que toda persona que determine que los arbolitos de navidad ofenden a Dios simplemente basados en estos versículos, es porque han sacado estos versículos completamente fuera de contexto.

Anuncios

Digo esto porque los estudios bíblicos nos hacen claramente ver que lo que el Señor está condenando en Jeremías no son los adornos; el mensaje que el profeta está transmitiendo es que Dios condena la idolatría.

Yo no sé ustedes, pero yo jamás he conocido a un cristiano, ni he escuchado acerca de un cristiano que se arrodille y haga algún tipo de ritual o culto a un árbol decorado de lucecitas.

Para los cristianos, el arbolito de navidad no es una representación de un dios o deidad; para los cristianos el arbolito no es un ídolo o algo merecedor de devoción y adoración; para los cristianos el arbolito no es nada más que una decoración.

Si dijéramos que Dios condena decoraciones que puedan ser usadas, o que han sido usadas como representación de una deidad, entonces nuestros hogares no estuvieran decorados con figuritas, cuadros, y cualquier otro tipo de ornamentos decorativos, ya que a través del tiempo los hombres han usado casi todo, para de una forma u otra ligarlas a una religión.

Anuncios

Permítanme un ejemplo para que entiendan bien lo que les digo.  Existen cristianos que les gustan las figuritas de cisnes, sean de porcelana, cerámica, o talladas.  Algo completamente inofensivo, ¿verdad? Y porque les gustan estas figuritas adornan sus hogares con ellas.

Pero cuando tomamos el tiempo de buscar en las enciclopedias religiosas lo que el cisne represento en algún tiempo de la historia, o lo que pueda representar para algunos hoy en día, no es difícil encontrar que el cisne que para los egipcios de antigüedad, y para las religiones chamanísticas de Asia del Norte, representaban el viaje místico al otro mundo.

También podemos fácilmente encontrar que para los griegos, el cisne era el vehículo del dios sol; y fue asimilado al principio de yang en China, y que fue inscrito en una de las alas de la diosa persa de la luz [3].

Anuncios

Ahora preguntémonos, ¿quiere esto decir que si adornas tu hogar con estas figuritas serás condenado por Dios?  Absolutamente no; y la razón es porque ningún cristiano adora o le rinde homenaje estas cosas.

Las figuritas son bonitas decoraciones y eso es todo.  Lo mismo se aplica al arbolito de navidad; para el cristiano el arbolito no es un dios o un símbolo de un dios; al arbolito no se le adora o rinde pleitesía; el arbolito es lo que es, una simple decoración.

¿Pero por qué hay tanto desacuerdo en cuanto a todo esto?  La razón la encontramos por la que existe tanto desacuerdo es fácilmente encontrada en los versículos que hemos usado para el estudio bíblico de hoy.  Fíjense bien en lo que leímos:

“…Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. 7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón…” ¿Cuántos logran ver la respuesta a nuestra pregunta?

Anuncios

La respuesta es: “…porque no había lugar para ellos en el mesón…”  La realidad es que existen muchos cristianos que están tan enredados en el legalismo, que han perdido de vista el significado de ésta fecha simbólica.

Muchas personas están tan enredadas en el legalismo, que no existe lugar en su corazón para unirse a la celebración de éste día simbólico.  Muchos juzgan y condenan a otros, porque no han fijado su mirada en Dios, sino que han fijado su mirada en los símbolos y fecha.

Para concluir.  Para los cristianos la navidad es un mensaje de confianza.  La navidad nos deja saber que al igual que Dios puntualmente cumplió la promesa de enviar a su Hijo por nosotros, Él cumplirá todas las promesas que son nuestra poderosa y única fuente de apoyo. Como les dije al inicio, el nacimiento de Jesús debería ser celebrado todos los días por todo cristiano, pero esto no es algo que sucede así.

En solo unos días alrededor del mundo la mayoría de los cristianos se reunirán para celebrar el nacimiento de Jesús, y yo te insto a que no te cohíbas de hacerlo tú también.  No permitas que una fecha detenga tu devoción y alabanza.

Dejemos de concentrarnos en la exactitud de la fecha, y concentrémonos hoy en lo importante.  Lo importante es que nos concentremos en la salvación del hombre.  Lo importante es que nos concentremos en nuestra relación con Dios.

La celebración de navidad para los cristianos nunca ha sido acerca de una fiesta.  La celebración de navidad para los cristianos nunca ha sido acerca de regalos materiales.  La celebración de navidad para los cristianos nunca ha sido acerca de un arbolito, y definitivamente la navidad no es acerca de una inmensa exhibición de lucecitas.

La navidad es acerca del nacimiento de nuestro redentor.

Celebremos la navidad por lo que es, celebremos la navidad exaltando Su gloria; celebremos la navidad dándole gracias; celebremos la navidad dándole a Él toda nuestra devoción.

Recordemos lo que encontramos en Mateo 2:11 cuando leemos: «…Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra…» Los sabios del Oriente le presentaron a Jesús valiosas posesiones, porque ellos supieron reconocerle por quien Él era.  Entrégale hoy a Dios la posesión más valiosa que Él busca de ti.  Entrégale hoy a Dios tu corazón, devoción, y alabanza.

María y José no pudieron hospedarse en el mesón porque no había lugar para ellos; no permitas que el legalismo haga lo mismo en tu corazón.  Has espacio hoy en tu corazón e invita a Jesucristo a entrar en tu vida, y Él estará contigo por el resto de tus días [4].

[1] Merriam-Webster Dictionary
[2] Juan 3:16
[3] Enciclopedia de Religión
[4] Juan 14:15-18

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Entradas Similares