No aprenderás a hacer según las abominaciones

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Prédica de Hoy: No aprenderás a hacer según las abominaciones

Introducción

Estaba viendo el televisor unas noches atrás, y salió un comercial bastante interesante.  Es un comercial que anuncia un libro titulado “Love God” (Ama a Dios).  Tiene un titulo bastante bueno, ¿verdad?

Pero el asunto es que con solo escuchar lo que el comercial dice, y a la misma vez recordar las predicas cristianas y estudios bíblicos que hemos escuchado a través del tiempo, no es difícil discernir que el libro no tiene nada que ver con Dios, ya que el comercial indica que debes comprar el libro para descubrir y aprender de las vidas pasadas (reencarnación), conocer tu futuro a través de sueños y viajes del alma (adivinación), contactarte con poderes celestiales (espiritismo), etc. etc.

Demás está decir que el libro debe estar teniendo algún tipo de aceptación, ya que un comercial en el televisor no es nada barato.  El hecho de que se vea el comercial significa que el libro se está vendiendo, y que la compañía que lo imprime y el autor están obteniendo ganancia.

Ahora debemos preguntarnos, ¿cómo puede ser que un libro de esta índole tenga mercado alguno en una nación donde la mayoría de las personas se identifican como cristianas?  Claro está en que cuando digo que la mayoría de las personas se identifican como cristianas, ese número también incluye a todos aquellos que se encuentran enredados en las falsas doctrinas.  Pero hasta la mayoría de las sectas, también condenan estas cosas.

¿Qué está sucediendo? ¿Por qué es que un libro como este está teniendo aceptación?  Este será el tema de la predicación de hoy.

Advertencia de Dios acerca de las abominaciones

Deuteronomio 18:9-14Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. 10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. 13 Perfecto serás delante de Jehová tu Dios. 14 Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios.

Lo primero que podemos observar es que estos versículos son una gran advertencia de Dios, que a pesar de que fue escrita años atrás, continúa vigente.  En este punto de la historia Moisés estaba guiando al pueblo de Dios hacia la Tierra Prometida. 

Pero porque Dios sabía exactamente lo que ellos encontrarían en su camino, y Él deseaba que ellos no se contaminaran con las tradiciones, y las abominaciones que verían, Él les dijo: «…Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones...»  Como les mencione, esta advertencia continua vigente.

Claro está en que nosotros no estamos atravesando un desierto físico.  Claro está en que no estamos a punto de pelear una guerra física para conquistar un territorio.  Pero si les digo que toda persona que genuinamente ha aceptado a Cristo como su Rey y Salvador se encuentra en camino hacia la Tierra Prometida [1]. Y al igual que Dios le advierte a este pueblo, Dios nos advierte a todos nosotros que como fieles cristianos, nosotros no podemos hacer o aceptar las abominaciones que hace el mundo.

Como les dije, todo cristiano fiel se encuentra en camino a la morada que Cristo ha preparado para nosotros.  La promesa de que Cristo fue a preparar morada para que donde Él este, también estemos nosotros, es la promesa que nos fortalece, nos ayuda a perseverar, y a vencer. 

El problema es que en nuestro camino a la Tierra Prometida, en otras palabras, en este mundo en que vivimos, existen muchas cosas que tratan de contaminarnos, y separarnos de la presencia de Dios.  La realidad es que existen muchas cosas que tratan de desviarnos del camino que nos conduce a la presencia de Dios.

Existe un incontable número de obstáculos y de trampas que evitar, y ataques que tenemos que vencer.  Y es por eso que siempre debemos pedirle a Dios que nos guarde del mal que existe en este mundo [2].

Abominaciones – Los poderes de las tinieblas

Los poderes de las tinieblas siguen un plan bien elaborado que solo busca apartar al hombre de Dios [3].  Y en nuestros días, este plan está siendo ejecutado con gran eficacia, a través de los medios de entretenimiento y comunicación.  Un gran ejemplo de esto es este libro del que les hablo, y las películas y programas de televisión que se han convertido de entretenimiento a perversión.

Ahora debemos preguntarnos, ¿están sucediendo estas cosas por casualidad, o es un plan del enemigo?  Para contestar esta pregunta nos será necesario examinar lo que este libro que les mencione, y las tantísimas otras formas de supuesto entretenimiento y educación promueven, comparándolo todo con lo que nos dice la biblia.

Lo que este libro y otros medios de comunicación y entretenimiento en si promueven es el paganismo (definición según Diccionario de la Real Academia Española: Aplícase a los idólatras y politeístas, especialmente a los antiguos griegos y romanos).  En otras palabras, promueven lo que Dios llama abominación. 

Ahora pregunto, ¿cuantos han visto los comerciales en la televisión anunciando amuletos de buena suerte y demás?  ¿Cuántos han visto programas de televisión pervertidos, e inmorales?  ¿Cuántos ha visto películas sea en el cine o en Videos Digital (DVD), donde casi todas las escenas contienen conductas obscenas, groseras, y depravadas?

Mi familia y yo siempre alquilamos películas basado en los avances que aparentan interesantes, y las vemos juntos.  Y les puedo decir que en más de una ocasión yo he tenido que apagar el DVD, porque me abochorno de lo que aparece en pantalla. 

El respeto se ha perdido.  El respeto hacia la mujer ha desaparecido, el respeto de la intimidad ha desaparecido, el respeto hacia el matrimonio ha desaparecido.

¿Por qué han desaparecido todas estas, y muchísimas otras cosas de la sociedad de hoy? 

La razón es porque muchos, (incluyendo cristianos), han dejado de prestar atención a las predicas cristianas y estudios bíblicos, y han hecho exactamente lo que Dios advierte que no hagamos.  Muchos han aprendido a hacer las abominaciones que el mundo hace.

Si te has dado cuenta de la perversión sexual, inmoralidad, violencia, y cosas obscenas y depravadas, entonces ya has tenido tu primer encuentro con el paganismo, o sea, con la falta total de seguir lo que la biblia nos enseña. 

Si no has logrado ver estas cosas, te pido que examines bien tu vida, porque todos estamos completamente rodeados de ellas.  Y si no las has visto, y le has dado la importancia que merece, entonces lo más seguro es que sin darte cuenta te has unido al mundo, y en vez de servir a Dios estás sirviendo al diablo [4].

A través de los estudios bíblicos y predicas cristianas, aprendemos que estamos completamente rodeados de maldad [5], y para verlo, lo único que tenemos que hacer es abrir nuestros ojos espirituales.  ¿Qué podemos hacer ante esta situación?

Abominaciones – La palabra de Dios es muy clara aquí cuando leemos:

“…No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti…

Este libro del que les hablo se trata exactamente de todo esto. Y sin duda alguna estos versículos nos hablan claramente, y nos dejan saber que como cristianos, nosotros no podemos hacernos coparticipes de estas cosas. Y como padres, tíos, abuelos, primos, etc., es nuestra responsabilidad de asegurarnos de que los niños, jóvenes, y aquellos que nos rodean no caigan enredados en las trampas del enemigo [6].

Existen muchos que desean que veamos lo que se nos presenta como entretenimiento y/o educación; que veamos lo que se nos presenta como algo normal y relacionado a vivir en el mundo moderno.  Y estos malhechores que promueven las abominaciones son los primeros en insultar a personas de principios cristianos, y de alta moral, llamándonos cavernícolas.

Pero si aceptar y participar en abominaciones me hace un cavernícola, entonces déjenme tranquilo en mi cueva.  De lo que muchos no quieren darse cuenta, o escogen completamente ignorar, es que estos tipos de películas y libros, están lentamente adoctrinando a las personas. 

El demonio está conduciendo a muchos a pensar que lo que Dios dice no es de importancia, y que la inmoralidad, perversión, y la constante búsqueda de posesiones materiales y placeres sensuales es algo completamente normal, y bueno.  Pero para todos aquellos que forman parte de este ataque maligno, escuchen bien.

Para todos aquellos que quieren hacernos ver lo malo como bueno, y lo bueno como malo, sepan que tarde o temprano sufrirán el juicio de Dios.  Fíjense bien como dice la Palabra en Isaías 5:20-24 cuando leemos: «..!!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! 21 !!Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos! 22 !!Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; 23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho! 24 Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel…” 

También en Apocalipsis 21:8 encontramos que el Señor nos dice: “…Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda...”

Nuestro enemigo sabe que él no tiene ningún arma en su arsenal con la que pueda hacerles daño a los verdaderos cristianos.  Nuestro enemigo conoce muy bien la promesa de Dios para Su pueblo como encontramos en Isaías 54:17 cuando leemos: “…Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová…”   

Nuestro enemigo sabe muy bien que él no puede en contra de un cristiano firme, pero este conocimiento no le detendrá de tratar de hacernos caer.  Y quizás algunos digan: “bueno pastor, con solo no comprar el libro basta.”  Pero lamentablemente no es tan fácil como eso.

Como les dije, nosotros estamos rodeados por el mal, esto significa que los libros y los medios de comunicación y entretenimiento no es todo lo que el enemigo tiene a su alcance.  No use el ejemplo del libro porque está en la lista de los mejores vendidos o cosa similar, sino porque el titulo es completamente engañoso. 

Después de todo, ¿en qué parte de la Biblia encontramos algo acerca de la reencarnación?  ¿En qué parte de la biblia encontramos que debemos o tenemos que comunicarnos con poderes celestiales para conocer nuestro futuro?  Pero como les dije, el ataque del enemigo contra la humanidad no se detiene con libros, películas, novelas, etc. etc. Permítanme hacer una pregunta; ¿cuántos están atentos a las modas, juegos electrónicos, juguetes, y demás?

Estoy seguro que muchos piensan que la mayoría de estas cosas son inofensivas y benignas, pero la realidad es que un buen promedio no lo son.  Existen muchos juegos electrónicos, tanto para niños, jóvenes, y adultos, que son inofensivos y benignos. 

Pero lamentablemente existen muchos juegos que solo sirven para promover la maldad, la hechicería, la violencia, y hasta en ocasiones son tan gráficos, que también incluyen escenas pornográficas.  El diablo quiere que no veamos el peligro en todo esto, y quiere hacernos ver que todo esto son cosas inofensivas, y parte del mundo moderno. 

Pero si has llegado a pensar de esa manera, reflexiona en tu vida, reflexiona en tu fe, porque estas en un camino equivocado [7].  Reflexiona porque quizás lo que has pensado no sea necesariamente lo correcto, fíjense bien como dice Proverbios 14:12 cuando leemos: “…Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte…

Para concluir.

Como cristianos responsables, no podemos permitir que el demonio entre en nuestro hogar.  No podemos solamente confiar en nuestra propia opinión, ya que esta puede ser, y en muchas ocasiones es, influenciada por aquellos que nos rodean. 

Y es exactamente por eso que al ver lo que acontece a nuestro alrededor tenemos que acudir a Dios para que sea Él quien dirija nuestros pasos.  Fíjense bien como nos dice Proverbios 3:5 cuando leemos: “…Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia…” ¿Por qué tenemos que acudir a Dios?  Tenemos que acudir a Dios porque Dios no miente.

Tenemos que acudir a Dios porque Dios nunca nos guiara fuera de Su voluntad.  Tenemos que acudir a Dios porque Dios nunca te guiara fuera del camino hacia la Tierra Prometida.  Tenemos que acudir a Dios porque nosotros somos los guardianes de la fe.  Como cristianos fieles, tenemos que mantenernos firmes en la Palabra, y pararnos firmes en Sus promesas.

[1] Juan 14:2
[2] Salmos 141:8-10
[3] 2 Pedro 2; Judas 1:2-4
[4] 1 Corintios 10:21-23
[5] Efesios 6:12
[6] Proverbios 22:5-6
[7] Proverbios 14:12

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Publicaciones Similares