Predicas Cristianas

Una nueva vida

2. Cambios en Dios

Todos estos cambios en la vida de los nuevos creyentes es gracias a Dios, quien transforma todo. Recordemos que Dios es el creador de todo lo que existe. Es solo gracias a su intervención que podemos nacer de nuevo y olvidar las cosas pasadas para vivir las cosas nuevas en Dios.

Anuncios

Solo a través del sacrificio de Jesucristo es que podemos ser limpios de la mancha del pecado y llenos de su amor. Solo gracias a la misericordia de Dios es que podemos ser rescatados y podemos recibir la vida eterna.

Los cambios que Dios empieza a hacer desde el momento de nuestra conversión nos muestran su poder y su amor eternos. Dios transforma todas las cosas en nosotros para que vivamos para Él.

a) Saciar al hambriento (Salmos 107:9)

Si tenemos hambre y sed de justicia seremos saciados. Si tenemos hambre de su presencia, estaremos llenos de ella. Si tenemos hambre de justicia será manifestada en nuestra vida. Aún si tenemos hambre material Dios nos proveerá alimentos. Dios cuida de sus hijos y nos dejará aguantar hambre. Dios nos alimenta, con su poder, con su amor, estamos llenos de la gracia de Dios.

Anuncios

b) Libres de aflicción (Salmos 107:6)

Dios nos libra de las aflicciones. Encontramos en el salmo 107 como el Señor cambia todo nuestra situación y transforma lo negro en blanco, transforma la aflicción en gozo, todo por amor a su nombre y por amor a sus hijos.

Así es que solo debemos clamar a Él y Él inclinará su oído a nuestras necesidades y nos dará paz, nos dará sustento, nos dará la tranquilidad que necesitamos para vivir seguros en Él.

c) Sanidad divina (Salmos 107:20)

Otra de las bendiciones del Señor es su poder para librarnos de cualquier enfermedad. Dice la palabra de Dios que por su llaga fuimos curados, que Él llevó en su cuerpo todas nuestras enfermedades.  

Anuncios

Si estamos pasando por un momento de enfermedad debemos clamar al Señor y Él tendrá cuidado de nuestra vida. Dios es Todopoderoso y en nuestro Padre, quien nos cuida, quien nos sana, quien nos guarda de todo mal. Dios tiene el poder de hacerlo, Dios cambia la realidad de una enfermedad por sanidad. El Señor cambia todo.

d) Sosiego en medio de la tempestad (Salmos 107:20)

El Señor cambia la tempestad por otra cosa. Dios busca lo contrario a lo que vivimos en el pasado, cuando estábamos en pecado y lo transforma para que lo disfrutemos. Dios cambia el llanto en risas, Dios cambia la muerte en vida, Dios cambia la tempestad en sosiego. 

Solo Dios, el creador de todo lo que existe, puede hacer este tipo de cambio en las personas. Los cambios de Dios son como el día y la noche, todo lo contrario. Una vida de pecado es cambiada por una vida de santidad, una vida de esclavitud es cambiada por una vida de libertad en Cristo Jesús. Dios ha hecho esto en nuestra vida, por lo tanto a Él debemos dar siempre la gloria y el honor.

Anuncios

3. Producto del clamor (Jeremías 33:3)

Es gracias al clamor hacia Dios que estos cambios se manifiestan en nuestra vida, nos dice su palabra en Jeremías que debemos clamar a Él y entonces Él responderá. La respuesta de Dios no se hace esperar cuando lo hacemos con un corazón contrito y humillado. 

El clamor llega hasta la presencia de Dios y es movido a misericordia cuando derramamos nuestro ser delante de Él. Gracias a este clamor Dios se mueve y transforma nuestra realidad. No importa lo que palpan nuestras manos, no importa lo que ven nuestros ojos, Dios cambia las realidades, de una oscuridad a una llena de luz. 

Dios no solo responde nuestros clamor, sino que nos enseña cosas que van más allá de lo que pedimos. Dios nos enseña cosas ocultas que no conocemos. Para Dios lo que importa es lo que podemos ver con los ojos de la fe. Dios nos ha dado una nueva vida, una de victoria en todas las cosas.

Para Concluir

Algo ha iniciado Dios en nuestra vida y ese cambio no se detendrá. Dios acabará su buena obra en la vida de cada  una de las personas que han escuchado el mensaje de salvación. Quienes hemos creído en Él sabemos que Dios tiene el poder para hacer todas las cosas. 

Anuncios

El Señor solo espera un corazón humilde que clame a Él, entonces Él responde desde su trono. La respuesta de Dios es perfecta, su fidelidad es eterna. La respuesta de Dios derrota los ejércitos que vienen contra nosotros. La respuesta de Dios rompe las cadenas que nos ataban. La respuesta de Dios nos muestra la luz cuando estábamos presos en oscuridad. 

Digno es Dios de que le demos toda la gloria y que le sirvamos con todas nuestras fuerza, pues ha cambiado nuestro lamento en baile. Ha sido un cambio radical, una nueva vida de victorias. Gracias a Dios tenemos esta nueva vida de luz en su nombre. Ahora somos personas de fe, que no se dejan guiar por el mundo, ni por lo que contemplan con sus sentidos, sino que viven diferente al mundo, viven por fe.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto… Predicas Cristianas

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario

  1. MARAVILLOSO MENSAJE ; MARAVILLOSA ES LA PALABRA DE DIOS. DIOS LE VENDIGA HERMANO JOSE Y GRACIAS LE DOY A DIOS POR DEJARSE USAR PARA OTRAS VIDAS
    DIOS LE BENDIGA.