Predicas Cristianas

¡No escondas tu talento!

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Bíblico: Mateo 25:14-30

Prédica de Hoy: ¡No escondas tu talento!

INTRODUCCIÓN

El hombre es una creación super dotada, contamos con una anatomía espectacular, tenemos la capacidad de pensar, de imaginar y de crear. Dios nos nos creo de tal manera que nuestro cuerpo nos permite realizar millones de actividades que otros seres vivos no pudieran ni imaginar. Pero, aún así, hay algo que necesitamos.

Anuncios

A través de los años en nuestro caminar cristiano, el Señor ha depositado cierto tipo de recursos, llamados talentos [1]. Estos talentos pueden ser recursos o dones especiales, y su función no es que sean escondidos. Su función es que sean multiplicados y expandidos.

I. Dios como nuestro Señor

Dios nos dejo como tarea la mayordomía del mundo. Él nos entregó la tierra, para que usáramos sus recursos; esto podemos profundizarlo más en el libro de Genesis. Algún tiempo después Jesús da un nuevo ejemplo de mayordomía, describiendo a Dios como un Señor que estaría ausente algún tiempo y nos dejaría cuidando sus posesiones conforme a nuestras capacidades.

Es importante destacar a Dios como nuestro Señor. La palabra siempre busca dejarnos en claro que hay una diferencia entre Dios, creador del cielo y la tierra, con nosotros que somos creados. Recordemos siempre que Él es quien nos sustenta, nos puede dar y también quitar [2], todo conforme a su plan maravilloso.

Anuncios

II. Nuestras capacidades

Siendo seres imperfectos al fin, lo que sucede con frecuencia es que muchos de nosotros nos quejamos cuando vemos que otras personas tienen más que nosotros. Y este tipo de actitud o manera de pensar en muchas ocasiones hace que las personas se disgusten con el Señor, y hasta llegan a pensar que Dios es injusto.

Muchos llegan a pensar de esta manera porque hoy en día tal parece que los que hacen el mal aparentan progresar, mientras los que nos mantenemos fiel a la palabra de Dios aparentamos sufrir. Pero no se nos puede olvidar que Dios todo lo ve, y todo lo sabe [3].

Tampoco podemos olvidarnos de las palabras del Señor cuando dijo: «Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. 11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. 12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.» (Mateo 5:9-12)

Anuncios

Sin embargo, deseo que quede bien claro que Dios no desea el mal para Su pueblo, sino solo el bien [4]. También quiero afirmarte que nuestro Señor no tiene favoritos, y Su voluntad es perfecta [5]. Pero lo que sucede con frecuencia es que nosotros no estamos, o no deseamos esperar la voluntad de Dios.

Como he dicho en numerosas ocasiones, no queremos las cosas hoy, las queremos ayer. En otras palabras, se nos olvida que Él tiene una voluntad perfecta para cada quien. Él mira nuestras capacidades, nuestra debilidad, y más importante de todo, nuestro corazón.

Hermanos, cada uno de nosotros tenemos capacidades únicas, y no podemos empeñarnos en querer las cualidades de otros. Cuando el Señor te creo, Él te creo de esa forma para gloria de Su nombre.

Anuncios

En ese sentido, nuestro compromiso es descubrir ¿qué capacidades tengo? ¿Qué cosas me llaman la atención? ¿Para qué soy bueno? ¿En qué puedo serle útil a Dios y a la comunidad que nos rodea? En otras palabras, tomar un profundo inventario de nuestra vida, y de nuestra fe. Como fieles cristianos es hora de dejar de escuchar el susurro del diablo en nuestros oídos.

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios

  1. Gracia y paz. Pastor Hernandez yo estaba buscando una iglesia basada en el Nuevo Pacto, que es la enseñanza que hemos recibido en los últimos 6 años, sin ignorar el V.P. por supuesto. Usted predica como mi Pastor.

  2. Bendiciones hermana Ramirez. Me da much alegría saber que mis predicaciones le sirven de bendición. Muchas gracias por escribir. DTB