Corazón entendido – Predicacion

 Ahora bien, alcanzar la madurez espiritual no es algo que se logra de un día a otro, alcanzar la madurez es un proceso continuo que toma determinación y perseverancia. Alcanzar la madurez espiritual significa que nos mantendremos paso a paso con el Espíritu Santo [9].

En otras palabras, que perseveraremos en seguir la voluntad de Dios, y no la nuestra; que perseveraremos en mantenernos obedientes y fiel a Su palabra. Y esto es quizás lo más difícil de todo, ya que como he predicado en otras ocasiones no toda persona resiste las presiones sociales que ejerce el mundo en nuestra vida, sino que muchos se rinden a ellas, y simplemente siguen la corriente. En otras palabras, se unen o se mezclan con lo que Dios nos llama a que nos separemos [10].

Hasta el momento hemos visto lo que todo cristiano fiel tiene que hacer, para recibir las ricas y abundantes bendiciones que Dios tiene para cada uno de nosotros. ¿Qué tenemos que hacer?

Tenemos que hacer al igual que Salomón, tenemos que perseverar en lograr el crecimiento y madurez espiritual, ya que la madurez y crecimiento espiritual es lo que nos fortalece para vencer. Pero aun queda la segunda pregunta de hoy; ¿qué tenemos que poseer para lograr nuestro objetivo?

La respuesta a esta pregunta la encontramos aquí cuando leemos: “…Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?..” Ahora deseo que nos detengamos aquí por un breve instante para examinar dos palabras claves en este versículo, las cuales nos permitirán lograr un mejor entendimiento de la predicación. Examinemos las palabras “corazón”, y “entendido”.

La palabra corazón es una traducción de la palabra hebrea “לֵב”, (pronunciación: lei-v) cuya definición es: “hombre interior, mente, voluntad, corazón, la comprensión” [11]. Y la palabra entendimiento es una traducción de la palabra hebrea “שָׁמַע”, (pronunciación: sha-máh), cuya definición es: “oír, escuchar, obedecer” [12]. ¿Por qué digo que estas dos palabras nos ayudan a entender mejor la predicación de hoy?

La razón por la que digo esto es porque como podemos apreciar, en este instante de su vida, Salomón reconoció su inexperiencia e inhabilidad (era un niño) de cumplir con lo que ahora se le entregaba, y le pidió a Dios que fortaleciera su espíritu, mente y alma para que pudiere siempre obedecer la voluntad de Dios. Hermanos y esto es algo que todos debemos hacer.

Todo cristiano fiel debe constantemente pedirle a Dios que fortalezca nuestro espíritu y alma, para que siempre escuchemos, y obedezcamos la voluntad de Dios. Todo cristiano fiel debe constantemente humillarse ante la presencia de nuestro Padre celestial, y reconocer que en cuanto a la voluntad y pensamientos de Dios, nosotros somos como niños.

La razón por la que digo esto es porque por mucho que nosotros tratemos, ninguno de nosotros lograremos completamente entender la mente de Dios [13]. Todo cristiano fiel debe y tiene que constantemente pedirle a Dios que abra nuestro entendimiento, para que podamos siempre discernir entre lo bueno y lo malo, ya que como los estudios bíblicos nos revelan, existirán, y existen ahora mismo, un gran número de personas que desean hacer lucir lo bueno como malo, y lo malo como bueno.

Satanás y su ejército de demonios a través de falsas enseñanzas, filosofías, y religiones están tratando de destruir el cristianismo igual que lo hizo con la nación de Israel de antigüedad. ¿Por qué digo que Satanás destruyo la nación de Israel de antigüedad?

Lo digo porque a pesar de que Salomón inicialmente fue grandemente bendecido [14], y que la prosperidad económica fue la que permitió que él pudiese construir el Templo en Jerusalén y lograr muchas otras cosas, en su vejes su inhabilidad de completamente separarse y mantenerse fiel a Dios [15], finalmente causó la destrucción del reino unido de Israel, después que su hijo Roboam asumiera el poder [16].

Y como todos sabemos, todo esto fue el principio del fin, ya que la desobediencia, idolatría, y rebeldía eventualmente causaron que la nación dejara de existir por dos mil años; es decir, hasta la creación del Estado moderno de Israel en 1948.

Para concluir. Salomón pudo pedir todo lo que quisiera, y Dios se lo hubiese concedido [17]; sin embargo, la petición de Salomón fue simple y hecha de todo corazón. Y es por eso que la oración inicial de Salomón produjo grandes bendiciones en su vida.

Esta oración tan humilde donde él reconoció sus inhabilidades e inexperiencia, produjo que Dios no solamente le concediera lo que le pidió, sino que le concedió muchos más de lo que Salomón se podía imaginar.

Hermanos, y es exactamente por esto que digo que como cristianos fieles debemos, y tenemos, que levantar nuestras oraciones a Dios, pidiendo que nos fortalezca espiritualmente para que podamos hacer lo que hemos determinado cumplir.

Como cristianos fieles tenemos que levantar nuestras oraciones a Dios, pidiéndole que renueve nuestro corazón y mente, para que siempre podamos permanecer dentro de Su gloria, majestad, y poder.

A pesar de que Salomón tuvo un buen inicio, hacia el final de su vida él cayó de la presencia de Dios. Salomón fue persuadido a unirse a la corriente de maldad que corre por este mundo, y terminó edificando templos a dioses paganos, y a consecuencia Israel quedó dividido, y luego desapareció por completo. No permitamos que esto suceda en nuestra vida.

No permitamos que las cosas de este mundo nos persuadan a menospreciar la palabra de Dios, o a desviarnos del camino que nos conduce a Su presencia. Sino que busquemos siempre que Dios nos dé un corazón entendido; en otras palabras, busquemos que Dios fortalezca nuestro espíritu, mente y alma para que podamos siempre obedecer Su voluntad, ya que como encontramos en Proverbios 15:14, “…El corazón entendido busca la sabiduría; Mas la boca de los necios se alimenta de necedades…”

[1] Mateo 26:41; Marcos 14:38
[2] Efesios 4:22-32
[3] Jewish Encyclopedia, 1906 edition
[4] Blue Letter Bible Lexicon – Strong’s H5288
[5] King James Bible
[6] 1 Pedro 2:9
[7] 1 Corintios 14:20
[8] Romanos 15:1-2
[9] Gálatas 5:16-17
[10] 2 Corintios 6:14-18
[11] Blue Letter Bible Lexicon – Strong’s H3820
[12] Blue Letter Bible Lexicon – Strong’s H8085
[13] Isaías 55:8
[14] 1 Reyes 3:10-14
[15] 1 Reyes 11:1-11
[16] 1 Reyes 12:1-20
[17] 1 Reyes 3:5

© 2015, José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Publicaciones Similares