Predicas Cristianas

Tiempo – El reloj

El tiempo futuro

Representa cada segundo que sigue después del segundo que estás viviendo actualmente. Es un tiempo que no ha llegado y que puede generar esperanzas para el positivo y ansiedad para los pesimistas.

El futuro para los cristianos resulta algo emocionante, puesto que el Señor nos indica que vivamos un día a la vez. Que dejemos el futuro en Sus manos, que confiemos en Él. Nos dice que, así como se encarga de las aves nos cuidara a nosotros (Mateo 6:26). Principalmente nos dice que vivamos por fe (Habacuc 2:4).

Anuncios

Esto no quiere decir que vamos a detener el ritmo de nuestras vidas esperando que caiga todo del cielo. Nada tiene que ver con eso. Debemos estudiar, debemos trabajar, debemos congregarnos, debemos de vivir. Pero en lo que respecta al futuro, tenemos que confiarme y tener certeza de que nuestra vida depende de Dios en todo tiempo.

Para las personas que no tienen a Jesús en sus corazones, para aquellos que aun siendo cristianos viven en plena incertidumbre, es necesario que te despojes de todo pensamiento que incluya la duda del “que pasara” o que manifieste estar convencido de lo que pasara. Ciertamente cada acción conlleva una reacción, pero en la mayoría de los casos, el mañana depende de Dios.

El tiempo presente

Se refiere al momento actual, este tiempo que estás viviendo, ya que sería difícil cuantificarlo podemos decir que cada día donde estemos presente cuenta como el presente.

Anuncios

La forma ideal para utilizar el presente de la manera adecuada es vivir, es hacer, es prepararse, es trabajar, es leer. Podemos agregar infinidades de actividades a la lista, quedarse de las manos cruzadas está totalmente descartado. Recordemos solo se vive una vez, vivir en Cristo es más vital y necesario a medida que el tiempo va pasando.

Cada segundo de nuestros días es importante. Ten tiempo de calidad con tu familia, expresa amor por tus seres queridos. Reencuéntrate con personas que fueron importantes en tu vida, pide perdón, aunque seas quien fue herido. Mejora tu relación con Dios, ora constantemente, dale tu primer lugar, tus primicias al Señor, esto es lo más importante.

Si quieres un auto, una casa, ser profesional, deportista, todo esta bien pero que nada robe el lugar que corresponde al Señor. Todas las demás cosas vendrán en el momento adecuado, todo tiene su tiempo para ocurrir. Pero el tiempo con el Señor debe ocurrir por nuestra decisión de otorgarlo. Hagamos un presente lleno del Espíritu Santo.

Anuncios

Búscalo en tu juventud, búscalo mientras puede ser hallado. Dos demandas muy poderosas que nos indican que el tiempo se agota. Que en algún momento el Señor no podrá ser hallado, que la vida se acaba. No digo esto para asustarte, claro que hay tiempo para disfrutar, tenemos tiempo para todo, pero no abusemos de la libertad otorgada por Cristo.

Para concluir

El tiempo es un recurso tan vital el aire, tan limitado como el agua, tan rápido como jaguar cazando a su presa. Hoy estamos, mañana solo Dios sabrá (Santiago 4:14).

Por ello debemos administrar de manera adecuada cada segundo de nuestras vidas. Incluso para dormir tenemos que esforzarnos en algunos casos, para obtener un sueño de calidad, que nos genere un descanso apropiado.

Anuncios

Utilicemos el pasado para recordar de dónde venimos, para tomar impulso. Sembremos para recoger frutos en el futuro. Pero dejemos la carga de lo que vendrá en manos de Dios. Vivamos un presente de manera sabia, dando y trabajando alegremente. Nunca olvides que el Señor está contigo en todo momento.

Es momento de entregar nuestro pasado, presente y futuro al Señor. Demos nuestro mejor tiempo para Él. Dediquemos una vida que corresponda a Su llamado. Hay tiempo para todo, establezcamos prioridades. Apartémonos del ocio, salgamos del pasado, vivamos el presente y confiemos en nuestro futuro en Cristo.

Bendiciones a todos.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Use esta predica cristiana para predicar en su iglesia, enseñar en su grupo de estudios bíblico, y o cualquier otra reunión que considere apropiada. Prohibido publicar esta predica cristiana en su sitio web, o otras páginas o portales cristianos sin incluir el nombre del dueño de los derechos de autor (© José R. Hernández), y un vínculo a https://www.elnuevopacto.com/. El plagio es robo. Recuerda «No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otrosLevítico 19:11. No comprometas tu testimonio cristiano

Le invito a que comparta esta predicación con sus amistades y seres queridos en la redes sociales copiando y pegando el siguiente vinculo:

https://www.elnuevopacto.com/predicas-cristianas/7290-tiempo-el-reloj/

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *