La esencia de la amistad

Predicas Cristianas

Prédica de hoy: La esencia de la amistad

Predicas Cristianas Texto Bíblico Principal: «Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.» Eclesiastés 4:10

Anuncios

Introducción

Dime con quién andas y te diré quien eres. Esta es una frase muy conocida en la sociedad, entendida por muchos, pero puesta en práctica por pocos. No obstante esto, el mensaje de esta frase es profundo. ¿Has pensado alguna vez en qué tipo de persona te rodea? En respecto a eso, ¿Qué tipo de persona eres?

Los seres humanos somos una creación bastante compleja. Tenemos la capacidad de pensar, pero mucho de nuestro desarrollo en cuestión de aciertos o fracasos varía en función de la crianza, educación, familiares, entornos y nuestra propia personalidad. Es por eso que el producto final puede ser algo muy parecido a otro, pero con un toque personal.

La amistad va encaminada hacia esas personas que encuentran cierto tipo de calidez o conexión a nuestro lado. Pero como casi todo en la vida se han manifestado varias formas para alterar ese principio, creando falsas razones para obtener una “amistad”.

Anuncios

La amistad, un tesoro poco comprendido

La humanidad fue perfectamente creada. Sin embargo, el Señor pensó que no era bueno que estuviéramos solos. Por eso creo una compañía para nosotros, al ser los primeros hombres en la tierra tuvieron una relación de pareja [1].

Pero esto no abarca completamente el tema de la soledad. Me refiero a que la soledad no se elimina con una pareja netamente, allí es donde aparecen los amigos.

Los amigos son esas personas especiales que se presentan en el camino de la vida, conectan contigo, se ganan tu confianza, encuentras apoyo en sus hombros. Puedes escuchar sus consuelos y consejos cuando lo necesitas, aunque piensen distinto en diversos temas. Pero también puedes contar con su compañía cuando te sientes solo y no quieres hablar.

Anuncios

En la palabra podrás encontrar muchas amistades de ejemplo, si las pudieras verificar, entenderías quienes de los que te rodean son verdaderamente tus amigos.

Un ejemplo básico es que ninguna persona que te aparte de Dios es un buen amigo. Esto no quiere decir que los cristianos deben cerrar vínculos con los no cristianos, pero si deberíamos dejar de participar en ciertas actividades [2].

Tengo unas pocas personas fuera del evangelio a quienes llamaría y saldrían corriendo a auxiliarme. No llegan a cinco, pero son más que suficientes. La amistad no significa cantidad, es más bien ese grupo íntimo de personas donde naturalmente puedes ser tú, libre, sin que te critiquen ni se aprovechen de tu fragilidad.

Anuncios

Bíblicamente hablando los amigos son hermanos que no necesariamente deben ser de sangre. Personas que pueden decirte lo que estás haciendo mal sin humillarte, buscando siempre tu bienestar.

Personas que están dispuestas a perder el orgullo por mantenerse junto a ti. Son esas almas puras y sinceras que no buscan un beneficio en ti más que tu amistad verdadera.

Hay amigos que no miran lo que materialmente tienes o la ganancia que pueden tener de ti, puesto que tú mismo eres ese tesoro para ellos. Encontrar amistades de este tipo no es tan complicado, pero tampoco es tan fácil. A medida que busquemos más de Dios podremos ver de una manera distinta nuestras necesidades y a las personas, de esa manera seremos más perceptivos.

La amistad, los amigos enemigos

Es más fácil hablar de los buenos amigos que de los malos, tomando en consideración que el tema se hace mucho mas extenso en este punto. Los “amigos” que pueden dañarnos son esas personas que tienen razones erróneas para estar con nosotros, o para permitir que nosotros estemos con ellos.

Anuncios

El interés de una de las razones más comunes para una falsa amistad, ya sea estar junto a alguien por apariencias o por algo que necesites, la intención del corazón no es pura. La palabra nos dice que es mejor dar que recibir [3].

Ciertamente una relación funciona mejor cuando ambos dan. Pero habrá momentos donde alguno no pueda, y es ahí donde se vera reflejada las verdaderas intenciones del otro.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *