Predicas Cristianas

La esencia de la amistad

Algunas personas buscan amistades que ni siquiera les agradan por el simple hecho de sentirse solas. Anteriormente mencionamos que el Señor no quiere que estemos solos, pero tampoco quiere que estemos mal acompañados.

En momentos tendremos momentos de soledad, los cuales son ideales para tener intimidad tanto con Dios como contigo mismo [4].

Anuncios

Las personas correctas estarán junto a ti por las razones adecuadas. No mendigues una amistad para no sentirte apartado. Veras que todo fluye cuando te muevas en los caminos del bien. Notaras como personas que tienen la misma fe se irán sumando a tu causa que seria la causa de Cristo en el mejor de los casos.

La imposición de tener amistades por el entorno que te rodea, puedes estar en lugares rodeado de muchas personas. Pero no necesariamente tienes que encajar a la perfección.

Muchos cambian su esencia y gustos por entrar en un rompecabezas donde no pertenece, buscando ganar la aceptación de un círculo en particular. Si tu personalidad no encaja puede que tengas que examinarte a ti, o al sitio donde quieres entrar.

Anuncios

Un solo cuerpo con un solo objetivo (1 Corintios 12:12)

Tener amistades cristianas debería ser algo mas sencillo en teoría, influyen muchos factores. Pero a pesar de tener diversas responsabilidades, distintas actividades y diferentes cualidades formamos un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo, la iglesia. Los cristianos estamos conectados de manera directa, creamos constantes conexiones sin darnos cuenta.

Jesús dijo una vez: “¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?» (Lucas 2:49). Por lo general evito combinar versículos con otros. Pero si agregamos donde dice: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:33), entonces podemos generar una conexión en que, si estamos trabajando para el Señor, hasta las amistades nos serán añadidas.

Con total tranquilidad puedo afirmarte que no todos los que están en la iglesia son buenos prospectos para una amistad. Recordemos que muchas personas están allí buscando sanidad y transformación por parte del Espíritu Santo. Pero ese don de discernimiento se hará efectivo en la vida de todos los que mantengan una relación con el Señor.

Anuncios

Para concluir

La amistad es como un emprendimiento, puedes ganar o puedes perder. Pero si no inviertes te quedaras con la duda. No cierres tu corazón a decepciones del pasado. No todos son malos, pero tampoco todos son buenos.

Por eso es necesario prepararnos con la llenura del Espíritu Santo, para poder identificar cuando una persona me conviene y cuando no.

Perdona al que te hirió y recupera esas buenas amistades que alguna vez tuviste. No vuelvas donde no se te extraño, se un amigo fiel. Guarda los secretos confiados a ti, apoya en la oración, apoya en la necesidad.

Anuncios

Comparte el pan de tu mesa, presta tus oídos y hombros, extiende tus manos, ama de todo corazón y disfruta de las personas que Dios te dio.

Busquemos amistades que nos acerquen a Cristo para que juntos podamos expandir el evangelio y agreguemos más personas a esta hermosa familia de la fe. Hay espacio para todos, seamos ese amigo que muchas personas afuera necesitan. Seamos ese ejemplo, seamos la sal que da sabor al mundo. Seamos esa luz que el Señor nos ha llamado a ser.

También debemos saber recibir cuando alguien extiende su amor con nosotros. Dejemos todo orgullo y ego de un lado. Estemos prestos para apreciar lo que otros dan por y para nosotros. Gózate con los que se gozan, llora con los que lloran [5]. Si hay algo que te gusta, hazlo con lo demás. Si algo no te gusta, no se lo hagas a otro [6]. Procuremos esa altura que el Señor espera que alcancemos.

[1] Génesis 2:18
[2] 1 Corintios 10:23
[3] Hechos 20:35
[4] Salmos 25:14; 1 Corintios 1:9
[5] Romanos 12:15
[6] Mateo 7:12

Anuncios

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Por favor respete los derechos de autor. No copie y publique este material en otros sitios web, y/o publicaciones escritas. Le invitamos a que comparta este material con sus amistades y seres queridos en las redes sociales compartiendo vínculo encontrado aquí debajo en su cuenta.  El plagio es robo. No robe, evangelice.

https://www.elnuevopacto.com/predicas-cristianas/7302-la-esencia-de-la-amistad

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *