¿Qué hacer cuando no sabes qué hacer?

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: ¿Qué hacer cuando no sabes qué hacer?

Predicas Cristianas Texto Bíblico: «andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien. Y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer.» Deuteronomio 5:33

Anuncios

Introducción

La ejecución de acciones determinadas casi siempre tiene un origen. Todos los movimientos realizados por los seres humanos tienen un principio. Podemos hacer cosas inteligentes o cosas tontas, hacer algo bueno y algo malo. Podemos hacer algo con sentido u sin sentido. Pero sea cual sea la acción, siempre existirá un motivo.

Estudiar el comportamiento de las masas es de suma importancia para los creyentes, ya que en medida de la necesidad que tenga el pueblo creyente o no creyente, nos tocará llevar las posibles soluciones y prepararnos en función a ello.

El problema radica en situaciones creada por acciones que no comprendemos. Queremos ayudar, pero no encontramos una palabra, un ejemplo, incluso una razón. Es allí donde nos preguntamos ¿qué podemos hacer ante esta situación aparentemente compleja que no puedo simplemente ignorar?

Anuncios

I. Un mapa que no sabemos leer

Como ya sabemos, la biblia es la palabra de Dios. La palabra de Dios es tan completa que pudiéramos afirmar con seguridad que no se le escapa nada [1]. Siempre podemos encontrar un mensaje para todo en el mensaje de Dios. Ahora bien, existen ocasiones donde el camino se ve distinto al trazado por el mapa. En otras palabras, no sabemos descifrarlo apropiadamente, y tendemos a perdernos junto con la tripulación.

Hace un tiempo atrás estaba manejando mi auto con varios amigos en una ciudad que no conocíamos. Existía el GPS, pero me empeñe en las típicas frases “yo sé lo que hago”, “yo soy quien está manejando”. Pero estas acciones solo ocasionaron que nos perdiéramos y llegáramos tarde a dónde íbamos. Mis acciones produjeron una situación bastante pesada. Pero estoy seguro que esto es algo que nos ha pasado a muchos sino a todos, ¿verdad?

Estar perdidos en un momento donde nosotros somos los que estamos manejando es algo bastante incómodo. Si tus acciones fueron las que te condujeron allí, entonces tendrías que soportar cierta vergüenza y culpa. Pero, ¿qué pasa cuando es el destino quien te llevo a atravesar ese camino que se veía conocido, pero que no concuerda con el mapa estudiado?

Anuncios

II. Caminos inciertos (Salmo 32:8)

Por más que los conozcas, todos los caminos son inciertos. La gran realidad es que no podemos tener el control de todo, y este factor debe ser recordado por todos los cristianos. Hoy puede estar soleado, mañana quizás caiga una tormenta. Los humanos en función de controlar todo tienen sistemas meteorológicos que pueden ver los cambios climáticos, pero no las decisiones divinas [2].

En cada camino nos encontraremos con pruebas, distintas circunstancias, la voluntad de Dios, nuestras decisiones, las decisiones de otros, etc. La piedras que encontraremos a lo largo del camino son numerosas. Es por eso que resulta absurdo confiar plenamente en nuestro intelecto para enfrentar los obstáculos. Lo recomendable es entregar cada paso a Dios y dejar que Él dirija nuestro rumbo [3].

Meditemos en esto por un breve momento, el Señor nos dice que: “cada día trae su propio afán” [4]. ¿Por qué deseo que meditemos en esto? La razón por la que deseo que meditemos en esa pequeña declaración es porque con frecuencia pensamos muchas cosas, hacemos muchos planes, pero en realidad no concretamos nada. ¿Por qué sucede esto?

Anuncios

Esto es algo que sucede porque abarcamos muchas cosas, nos guiamos por emociones sin ningún respaldo, y por ende terminamos fracasando. Como decía mi madre que en paz descanse, el que mucho abarca poco aprieta.

Ahora bien, tomar caminos inciertos no es malo. Después de todo, nunca lograrás cumplir tu propósito en la obra de Dios si no estás dispuesto a salir de tu zona de confort. Nunca sabrás de lo que eres capaz de hacer si cedes al temor, la duda, y la incertidumbre.

Si no estás dispuesto a tomar caminos que te parecen inciertos, nunca lograrás impactar al mundo y a la comunidad que te rodea. Es más, el Señor mismo nos advierte que debemos y tenemos que andar por caminos peligrosos [5]. Así que tomar caminos que en ocasiones aparentan inciertos no es algo malo.

Lo que sí es terrible es caminar confiando solamente en nuestras experiencias de vida [6]. Dios debe ser nuestro guía principal, nuestro impulso [7]. En el Salmo 23 David dijo que se atrevería a caminar por cualquier lugar siempre y cuando la presencia de Dios estuviera con él.

Anuncios

Este concepto debe ser aplicado por nosotros en cada paso que damos. Debemos y tenemos que buscar la guia y la presencia de Dios en todo momento, y cuando la buscamos de todo corazón la encontraremos [8].

III. Encuentro con la dificultad (Salmos 56:13)

Caminar por lo desconocido abarca muchos factores. A lo largo de mi vida he aconsejado a muchos acerca de sus problemas personales. La realidad es que en muchas ocasiones las conversaciones se salían de lo normal, de lo ético y moral.

En otras palabras, yo no podía acudir a respuestas comunes y estándares. ¿Qué les estoy tratando de decir? Lo que les estoy diciendo es que a pesar de tener años en el ministerio, han llegado situaciones en mi vida donde he tenido que recurrir a otros.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *