Yo diría que uno de los eventos bíblicos más conocido es la historia de Noé, y el diluvio. No creo que existan muchas personas que no hayan oído mencionar este acontecimiento, ya que hasta Holywood ha hecho varias películas acerca de este evento.

La película más reciente fue “Noah” y salió en el 2014, pero la realidad es que esta película es tan anti bíblica, que no merece la pena gastar tu tiempo y dinero para ir a verla. Permítanme describir algunas de las blasfemias que esta película promueve.

Según la película, Noé era una persona perturbada, y a través de un sueño Dios le revelo que destruiría la tierra con un diluvio. Pero la realidad es que esto es algo completamente falso, ya que cuando analizamos o hacemos estudios bíblicos referente al tema, pronto descubrimos que Dios no se le revelo a Noé en sueños, sino que hablo con él directamente [1].

En la película también vemos que Noé visita a su abuelo Matusalén, y este le da a beber una poción oscura que supuestamente le ayudaría a escuchar la voz del creador. La realidad es que yo nunca he descubierto un versículo bíblico, que indique que alguien tomo una poción, o cosa semejante, para escuchar la voz de Dios.

Anuncios

Este concepto es más bien algo pagano, que alude a tomar algo alucinógeno para recibir visiones. Bueno, esto no es un curso de crítica de cine, así que voy a parar aquí. Solo me basta decir que esta película no tiene nada que ver con Dios, y definitivamente no esta basada en la biblia.

¿Por qué les he dicho estas cosas? La razón por la que les he dicho estas cosas, es porque con frecuencia el diablo trata de confundirnos torciendo y manipulando las escrituras. La realidad es que desde niños muchos aquí escuchamos la historia de Noé, y aprendimos que él recibió instrucciones de Dios para que construyera el arca, y que introdujera en ella hembra y macho de toda especie, porque debido a la maldad del hombre Dios destruiría su creación con un diluvio [2].

Pero la realidad es que esto es mucho más que un cuento entretenido, ya que el mismo Jesucristo uso lo que sucedió en el tiempo de Noé, para describir la condición del mundo antes de su regreso [3].

Así que de la historia de Noé, tanto los cristianos como los no creyentes tenemos mucho que aprender. ¿Qué tenemos que aprender? Este será el tema de la predicación de hoy.

Génesis 7:16Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios; y Jehová le cerró la puerta.

Dile a la persona que tienes a tu lado: “…y Jehová le cerró la puerta…” Hermanos este es el tema principal de la predicación de hoy. Ahora bien, yo sé que este acto es grandemente condenado por muchos, especialmente los ateos y practicantes de otras religiones, quienes describen a Dios como cruel, ya que después que Dios cerró la puerta comenzó el diluvio y todo lo que habitaba en la tierra fue destruido. Pero la realidad es que el pecado, la desobediencia y la maldad causan que Dios se aleje de nosotros [4].

Anuncios

El pecado, la desobediencia y la maldad le cierran la puerta a Dios, ya que Él no puede cohabitar dentro de esas condiciones.

Como he repetido en numerosas ocasiones, Dios es santo y demanda santidad [5]. Y esta santidad es la que el mundo en el tiempo de Noé no estaba dispuesto a vivir, y desdichadamente el mundo de hoy esta en el mismo camino. Veamos si lo que les acabo de decir tiene sentido, hagamos ahora una breve comparación.

¿Cuál era la condición de mundo en ese entonces? La respuesta a esta pregunta la encontramos en Génesis 6:5 cuando leemos: “…Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal…”

Como podemos apreciar, el mundo de ese entonces completamente ignoraba al creador, ellos se habían entregado completamente a la maldad, y esto infiere a que conducían vidas sometidas a los placeres de la carne, pasiones desordenadas, crímenes, delitos, etc.

En Lucas 17:27 también encontramos que el Señor describe la condición del mundo de ese entonces diciendo: “…Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento…” Y ahora pregunto, ¿existen estas condiciones en el mundo de hoy? La triste realidad es si; el mundo de hoy esta en las mismas condiciones del mundo de ese entonces. ¿En qué condiciones se encontraba el mundo?

Fíjense bien lo que encontramos en Génesis 6:11-12 para que entiendan bien; aquí leemos: “…Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. 12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra…” Estas condiciones existen en el mundo de hoy.

Anuncios

Hoy en día la corrupción, la desfachatez, la inmoralidad, y la violencia reinan al mundo.

Y al igual que en los días de Noé, el mundo piensa que todo va bien y que Dios no hace falta. Al igual que en los días de Noé, el mundo ha completamente ignorado a Dios, y ha escogido vivir entregado a la maldad.

Los cristianos vivimos en medio de una sociedad violenta, corrupta, e inmoral. Y es exactamente por eso que siempre debemos estar preparados. Debemos que estar preparados para defender nuestra fe, y nuestra convicción no obstante las circunstancias o consecuencias.

Un ejemplo de esto seria las acciones tomadas por el Presidente del Tribunal Supremo Roy S. Moore, de la Corte Suprema de Alabama, quien ordenó a los jueces de legalización del estado, no emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo.

Y su decisión fue a pesar de que la Jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos Callie V. Granade, decidió el mes pasado que la prohibición de Alabama contra el matrimonio entre personas del mismo sexo era inconstitucional [6].

Páginas: 1 2