¿Hermanos qué les parecieron esas alabanzas? Vamos a darle un aplauso al Señor por cómo se glorifica en nuestra vida.

Antes de empezar la predicación, quiero felicitar a todos los padres, ya que hoy es el día que se reconocen a los padres (tradición: día de los padres). Así que felicito a todos los padres, y les deseo que tengan un día muy bendecido y feliz.

Anuncios

Si se recuerdan, la semana pasada les dije que hoy predicaría yo, y que iba usar algunas experiencias de mi trabajo como ejemplo. Así que aguántense bien de sus asientos, porque el estudio de hoy se trata de fronteras y semáforos. Ya veo que como el pastor José acostumbra a decir, muchos me están mirando como si se me ha ido el tren. Seguramente están diciendo o pensando: ¿semáforos y fronteras?, ahora si se le fue el tren a Juan con pasajeros y todo. Pero no, ya verán que no.

Como todos ustedes saben, yo soy policía, y durante mi carrera, yo he trabajado en las múltiples posiciones de esta profesión. Es decir, trabaje en patrulla, trabaje como detective en unidades especiales, y fui ascendiendo en rango hasta llegar el nivel que ahora tengo, cual es teniente.

Les puedo decir que durante mi carrera, yo he visto los efectos que el uso de drogas, alcohol y avaricia han producido en la sociedad. Les puedo decir que la mayoría de las calamidades que he visto, se pudieran haber evitado si esas personas no hubiesen cruzado la frontera que divide el mal del bien. También les digo que como policía, no hay cosa peor que tener que informar a padres de la muerte de un hijo.

Anuncios

¿Pueden ver como estoy usando la frontera como una comparación?

En otras palabras, las personas a quien me estoy refiriendo pudieran haber evitado la mayoría de sus problemas o calamidades, simplemente evitando o no exponiéndose a ciertas situaciones.

Anuncios

A los policías nos enseña que los tres (3) motivos comunes que causan el crimen son:

a. El dinero
b. El sexo
c. Y las drogas

No necesariamente en esa orden.

Anuncios

Veamos ahora que dice la palabra de Dios acerca de las fronteras que no debemos cruzar:

Pasemos ahora a 1 de Corintios 6:12 que dice;

“…Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna…”

Este versículo aquí nos dice claramente que tenemos LIBRE ALBEDRIO; en otras palabras, nosotros podemos escoger lo que hacer con nuestra vida. Y es exactamente por eso que como cristianos fieles, nosotros siempre debemos, y tenemos que estar muy consciente de las fronteras que existen las cuales bien sabemos que no deberíamos cruzar. Y es exactamente por esa razón que el apóstol Pablo aquí nos dice: “…Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen…” En otras palabras, nosotros somos libres de hacer lo que queramos, pero no todo lo que podamos hacer, o hagamos servirá para el bien, y/o agradara a Dios, cual debe ser la meta de todo cristiano. Permítanme explicarles este punto de otra manera para que entiendan bien lo que les estoy diciendo.

Anuncios

Si sabemos que el alcohol es nuestra debilidad, entonces no debemos, y/o podemos, exponernos a un ambiente donde seremos tentados a beber y embriagarnos, ya que como seres humanos al fin, somos débiles. Esto es algo que el Señor nos advierte claramente en Marcos 14:38 donde nos dice: “…Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil…” Así que conociendo y/o reconociendo nuestra debilidad, nos permite que podamos ser libres de un sin número de tentaciones, y use el ejemplo del alcohol porque la realidad es que el abuso del alcohol tiene que ser el más común que existe. Y quiero que noten bien que dije el abuso, y no el uso. No voy a expandir más este tema, ya que el pastor José recientemente hablo de la diferencia entre el uso y el abuso.

Continuando con nuestro estudio, como todos sabemos el Buro Federal de Investigaciones (FBI), es la agencia encargada de imponer las leyes federales. Pero lo que quizás algunos desconozcan es que esta agencia también esta encargada de estudiar el crimen académicamente. Entre todos los métodos que ellos usan para estudiar el crimen, ellos recopilan estadísticas acerca de los policías que mueren en el cumplimiento de su deber, crímenes violentos, y criminales violentos.

De acuerdo con los estudios y conclusiones del FBI, las personas viven sus vidas en tres diferentes estado de mente, los cuales son comparados a un semáforo. ¿Se están dando cuenta de la comparación? Con esta comparación, estoy compartiendo con ustedes lo que aprendemos en la academia de policiaca. Permítanme explicarles esto con un poco más detalle para que entiendan bien el punto que deseo hacer. Así que aquí va la primera clase policiaca. Estados de mente:

VERDE – representa que la persona conduce su vida pensando que nada malo va a suceder, que todo siempre estará bien, y se distancian de la realidad del mundo. En otras palabras, no están preparados para lo que pueda suceder. Por ejemplo, las estadísticas policiacas claramente revelan que durante las navidades, los asaltos y robos en los parqueos de los centros comerciales y demás aumentan drásticamente. ¿Por qué sucede esto? Esto es algo que sucede porque la mayoría de las personas no están alertas de sus alrededores, es decir, su estado de mente esta permanentemente trabado en verde.

AMARILLO – representa que la persona siempre esta consciente de lo que sucede a su alrededor, y mantiene su guardia en alto. En otras palabras, la persona siempre esta preparada para tomar acción según lo que suceda a su alrededor.

ROJO – representa que la persona siempre esta completamente alerta, y que tiene un plan de acción para todas las situaciones que se puedan presentar. Estas son consideradas como personas extremistas. Un buen ejemplo de este tipo de persona son los grupos que tienen vecindarios privados, y que están armados esperando el fin del el mundo.

Ahora pregunto, ¿en qué tipo de estado mental piensan ustedes que los policías conducen su vida? Los policías estamos entrenados a permanecer en el estado amarillo; sin embargo, podemos cambiar con gran facilidad al rojo. Ahora bien, no es que los policías sean extremistas, aunque como en todo grupo social siempre existen algunos, pero nuestro entrenamiento nos conduce a rápidamente reaccionar a cualquier situación que se pueda presentar, y a tomar acción inmediata.