Predicas Cristianas

El día del Señor

En Zacarías 14:12 la palabra de Dios dice: “…Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca…” Esto aquí es una buenísima descripción de los efectos de una bomba nuclear. Y con cada día que pasa, la humanidad se acerca más y más a una confrontación nuclear. No nos olvidemos que dentro de poco tiempo países terroristas tendrán armas nucleares. También debemos estar muy cocientes de que se estima que después de la desintegración de la Unión Soviética, alrededor de cien maletines nucleares, pequeños (30 a 50 kilogramos), fácil de transportar, con un rendimiento de mitad de un kilotón o de dos kilotones, están en paraderos desconocidos.

En Marcos 13:8 la palabra de Dios nos dice: “…Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos…” Por lo que pude encontrar, alrededor de 65 países se encuentran en un estado de conflicto armado o de guerra. El Centro de Información Nacional de Terremotos reporta que alrededor del mundo suceden 20,000 terremotos anuales, o aproximadamente 50 diarios. La Organización Mundial de Salud estima que una tercera parte del mundo sufre hambruna. Desde que entramos por las puertas de la iglesia alrededor de 200 personas han muerto de hambre alrededor del mundo. Según los estimados de UNAIDS, alrededor de 33.3 millones de personas ahora viven con AIDS/HIV, incluyendo 2.5 millones de niños. Pudiera continuar citando ejemplos, pero creo que todos ya tienen muy buena idea de lo que les estoy diciendo.

Anuncios

En Deuteronomio 16:19 la palabra de Dios nos dice: “…No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos…” Aquí claramente se habla de la corrupción política. Hoy en día las personas no están eligiendo a personas conocidas por sus frutos, sino a personas que dicen lo que todos queremos oír. Pero la realidad es que elegir o asignar a funcionarios sabios y justos es una gran responsabilidad. Ahora pregunto, ¿en tu esfera de influencia, (el hogar, la escuela, la iglesia, lugar de trabajo) estás asegurándote de que la justicia y la piedad prevalezcan? No elegir a dirigentes que defienden la justicia puede conducir a muchos problemas, y esto es algo que la nación de Israel descubrió, y lo que esta nación esta descubriendo. Hermanos, cuando cinco abogados (los cinco jueces del Tribunal Supremo) pueden determinar que matrimonios entre parejas del mismo sexo tienen que ser reconocidos y aceptados por todos [9], algo esta muy, pero muy mal.

Para concluir. Por último vemos que la palabra de Dios nos dice: “…Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios…” ¿Por qué he predicado acerca de esta tema hoy?

La razón por la que he predicado acerca de este tema no fue para asustar, ni para tratar de manipular a alguien. La razón por la que les he predicado de este tema es porque no podemos continuar caminando por este mundo como si nada estuviese sucediendo. Como les dije al inicio de esta predicación, yo no tengo ni la menor idea de cuando el Señor regresara por su iglesia, pero de lo que si estoy seguro es que regresara [10].

Anuncios

La palabra de Dios aquí nos dice: “…Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón…” Y esto es una gran verdad; ninguno de nosotros aquí desconocemos la palabra de Dios. Día tras día, y semana tras semana, todos los que han escuchado y/o leído las predicaciones han escuchado la palabra de Dios sin adulterar, pero desdichadamente algunos se han quedado dormidos. Despertemos de este sueño tan profundo; no podemos dormir pensando que todo anda bien, y que tenemos más que suficientemente tiempo para comportarnos de manera que agrade a Dios. La palabra de Dios aquí nos dice: “…Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios…” Dile a la persona que tienes a tu lado: el despertador está sonando.

Recordemos siempre que Dios no desea maldecir a su creación, sino que desea bendecirla. Esto es algo que queda bien reflejado en Jeremías 29:11 cuando leemos: “…Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis…” Pero para recibir las bendiciones, tenemos que acercarnos a Él con un corazón arrepentido y genuinamente lleno de amor por Él.

Recordemos que “…el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche…” No permitamos que ese día llegue y nos encuentre dormidos, sino que llegue y estemos listos para permanecer cara a cara con nuestro Salvador.

Anuncios

[1] Romanos 1:18
[2] Mateo 24:35-36
[3] 2 Crónicas 7:14; 1 Juan 1:9
[4] Santiago 4:13-14
[5] Isaías 13:9-11; Sofonías 1:14-15;
[6] Daniel 9:23-27
[7] 1 Tesalonicenses 4:16-17
[8] Apocalipsis 3:10
[9] How each Supreme Court justice came down on same-sex marriage – The Washington Post – By Mark Berman – June 26, 2015
[10] Mateo 24:35

© 2015, José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Entradas Similares