Algo que he repetido en otras predicaciones es que ser cristiano no es nada fácil. La mayoría de las personas piensan que con solo decir que aceptan a Cristo como su rey y salvador, ya están completos y que se pueden llamar cristianos, pero la realidad de todo es que este no es el caso.

Claro está en que la palabra de Dios nos dice: “…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación…” (Romanos 10:9-10), pero este es solo el primer paso.

Aceptar (creer) y confesar con nuestra boca que Jesucristo es el Señor es solo el inicio de nuestra fe, ya que de nada nos valdrá repetir, y repetir que somos cristianos si un cambio genuino no toma lugar en nuestra vida [1].

De nada nos valdrá repetir y repetir que Jesucristo es el Señor, si continuamos viviendo en la maldad. Como he repetido en numerosas predicaciones, todos aquí somos muy capaces de engañar a los que nos rodean, pero a quien nunca podremos engañar es a Dios, y tarde o temprano tendremos que darle cuenta por nuestra acciones, y/o falta de ellas [2]. Ahora debemos preguntarnos, ¿qué toma ser un verdadero cristiano?

Anuncios

Ser un verdadero cristiano toma fuerza y valentía. ¿Por qué digo esto? La razón por la que digo esto es porque es muy fácil permanecer igual, es decir, no cambiar.

Todos aquí estamos acostumbrados a ser de la manera que somos, así que no cambiar no tomaría esfuerzo alguno; sin embargo, cambiar de la manera que somos por completo toma gran esfuerzo, y mucha valentía.

Esfuerzo porque a diario tenemos que luchar contra los deseos e impulsos de la carne [3]. Valentía porque tenemos que atrevernos a ser diferentes; tenemos que tener la valentía de ser de la manera que Dios exige, en este mundo lleno de maldad [4]. Así que este será el tema de la predicación de hoy. Hoy vamos a examinar la vida de un varón esforzado y valiente.

Josué 1:7-9Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Como siempre digo, para tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros en el día de hoy, nos será necesario hacer un breve repaso de historia.

Anuncios

A través de estudios bíblicos, aprendemos que Moisés fue el instrumento que Dios usó para liberar al pueblo de Israel de la esclavitud a Egipto [5]. Demás esta decir que la liberación que ese pueblo obtuvo produjo un gran gozo; sin embargo, en cuanto comenzaron a experimentar adversidades, el gozo inicial que ellos sintieron pronto se convirtió en desobediencia y rebeldía.

Y la razón principal por la que esto sucedió fue porque este pueblo, en vez de concentrarse en las promesas de Dios, escogió concentrase en algunas de las buenas cosas que habían experimentado en el pasado, ¿les suena conocido esto a alguien?

Me extenderé más en esto un poco más adelante en la predicación. Bueno, la rebeldía y desobediencia de este pueblo se multiplico de tal manera, que cuando vieron que tendrían que luchar por la Tierra Prometida en contra de lo que aparentaba imposible [6], ellos decidieron regresar a Egipto [7].

¿Por qué es necesario que sepamos estos detalles? Existen dos razones muy importantes por la que debemos saber estos detalles históricos.

La primera razón es porque en estos breves detalles históricos, podemos ver fácilmente reflejado, que si no mantenemos nuestra mirada en Dios, y nos concentramos en Su palabra y promesas, entonces le estamos abriendo la puerta al enemigo para que entre a sembrar duda, rebeldía, y desobediencia en nuestro corazón.

Anuncios

La segunda razón es que en estos breves detalles históricos podemos fácilmente ver reflejado, que si no mantenemos nuestra mirada fija en Dios y Sus promesas, entonces dejaremos de buscar las ricas y futuras bendiciones que Dios tiene para nosotros, y quedaremos atrapados en el dolor y sufrimiento del pasado. Así que manteniendo estos breves detalles en mente, continuemos ahora con el estudio bíblico de hoy.

Poco antes de que Moisés muriera, Dios eligió a Josué como el nuevo líder de Su pueblo [8]. ¿Por qué fue que Dios eligió a Josué como el nuevo líder de Israel?

La razón por la que Dios escogió a Josué como el nuevo líder del pueblo fue porque él no le fallo. A pesar de que su vida estaba en peligro, Josué escogió concentrarse en la promesa de Dios [9]. Y después de la muerte de Moisés, Dios le encomendó a Josué la misión de guiar al pueblo a la Tierra Prometida [10].

Ahora bien, cuando reflexionamos en lo que aconteció con Josué, y lo que aconteció con cada uno de nosotros, creo que pronto descubriremos que existe un gran paralelo.

La razón por la que digo esto, es porque nosotros estamos hoy aquí reunidos, porque Dios en su infinita gracia y misericordia permitió que alguien nos hablara acerca de Dios. En otras palabras, Dios seleccionó a una persona esforzada y valiente, para que nos hablara acerca de la palabra de Dios, y el plan de salvación.

¿Por qué digo que Dios envió a una persona esforzada y valiente? La razón por la que digo esto es porque, como todos ustedes saben, y es algo que he repetido en numerosas ocasiones; hablarles a las personas del plan de salvación puede producir, y en muchas ocasiones produce, que se nos critique, y que se nos llamen nombres ofensivos.

Páginas: 1 2