Dones y talentos

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: Dones y talentos

Predicas Cristianas Texto Bíblico: 1 Corintios 12:1

Dones y talentos – ¿Qué es talento?

En la época antigua, “talento” era una medida de peso según la Biblia. Esto lo mencionan en varias ocasiones. Y de alguna manera podemos asociar este significado con lo que significa el talento en la actualidad.

Uno o varios talentos pueden ser dados a cualquiera. Es decir, creyentes o no. Pueden ser cantantes, pintores, escritores, conferencistas, matemáticos, doctores, etc. Todo de acuerdo al talento que les haya sido dado o que hayan desarrollado.

Dones y talentos de la Biblia

Un ejemplo muy conocido que nos da la Biblia sobre personas talentosas era David. 

Él tenía un talento grandioso para la música, en este caso con su arpa, sus cantos y todo lo que se relacionaba con este arte. Tanto así que Dios lo usó para traer calma a la vida del rey Saúl (1 Samuel 16:14-23). Su talento como salmista lo podemos ver en varios cánticos del libro de Salmos.

Decía al inicio que el significado de talento ahora puede ser asociado con la manera en que lo veían en la Biblia. En la parábola del hombre que le dio los talentos a sus siervos, se menciona que son una especie de dinero o forma de pago (Mateo 25: 14-30). Esto es algo valioso, pues como se mencionó, esto puede ser dado a cualquiera. Algunos nacen con ellos, otros los van adquiriendo a través de su vida. 

Los talentos no se pueden clasificar tan fácilmente. También depende mucho de gustos como la cocina, la música, las ciencias exactas, áreas sociales, etc. Esto es por lo que decimos que cualquiera puede ser talentoso.

Usar los dones y talentos para la obra

Aún si cualquiera puede ser dotado de talentos musicales o de expresión comunicativa, los hijos de Dios nos diferenciamos de otras personas. ¿Por qué? Nosotros podemos usar estos regalos para bendecir a otros.

Como el ejemplo de David y Saúl, hay canciones que pueden traer paz, calma, alegran el corazón de Dios, lo exaltan. Incluso hay adoradores en la actualidad que usan su talento para declarar promesas y hacer guerra espiritual a través de sus canciones. Incluso la evangelización se vale de canciones y alabanzas para llegar a quienes aún no creen en el Señor.

Los dones y talentos dados por Dios

Otro ejemplo bíblico de personas que fueron dotadas con talentos es Jeremías. A diferencia de él, David tenía un talento innato, pues desde que vemos a David por primera vez en la Biblia, descubrimos que lo conocen por su habilidad para la música.

Aquí es diferente porque cuando Jeremías tiene el llamado de Dios para hacer parte de la obra, dice que él no sabe hablar (Jeremías 1:6-9). Sin embargo, él no se refiere a que no sepa articular palabras o que sea iletrado.

Él no era muy elocuente, no sabía cómo hablar ante tantas personas y tuvo temor del llamado. Pero el Señor le dijo que no temiera porque Él pondría palabras en su boca.

Dones y talentos – ¿Qué es un don?

Romanos 12:4 nos compara a los miembros de la Iglesia de Dios con los órganos de nuestro cuerpo. Cada uno tiene una función diferente, pero nunca uno será más importante que otro. De hecho, sin un órgano puede que otro comience a fallar y eso sería caótico en nuestro sistema

 Así es el cuerpo de Cristo, espiritualmente hablando. No hay ministerio o don más importante que otro, Dios no hace distinción ni acepción de personas (Romanos 2:11).

A diferencia de los talentos, los dones no son dados a cualquiera. Estos son regalos dados por Dios únicamente a sus hijos ¡Qué privilegio!

Además, alguien talentoso puede hallar su proyecto de vida en ese talento, como era el ejemplo de los artistas y doctores. Pero un don espiritual es única y exclusivamente para la obra del Señor.

Dones según la Biblia

Algo que diferencia un don de un talento, es que la Biblia hace una recopilación general de los dones con los que podemos ser dotados.

Hay varios versículos que los mencionan y corresponden a ministerios diferentes, pero todos totalmente necesarios para la obra de Dios. Hoy hablaremos de dos de estos pasajes bíblicos.

Romanos 12:3-8

Aquí se mencionan varios dones: la profecía. el servicio, la enseñanza y la generosidad. El primero se refiere a los profetas, personas que gracias a ese don divino pueden interpretar las Escrituras para conocer hechos venideros o pasados. Es importante no confundir una profecía con la adivinación, pues esto es un espíritu maligno (Hechos 16: 16-24).

El servicio y la generosidad pareciera que van ligados. Estos dones nos animan, como sus nombres lo dicen, a estar al servicio y ser generosos con los demás, esto es, dar al que no tiene y que tengamos la capacidad de hacerlo. La Biblia habla que quienes sirvan a sus semejantes serán grandes en el reino de los cielos (Mateo 20: 26-28): 

La enseñanza es el don que tienen algunos hermanos para enseñar a otras personas acerca de la Biblia. Tener esa pasión, ese amor hacia las Escrituras para poder instruir a otros.

1 Corintios 12:4-11

Este verso menciona algunos dones que también forman parte de otros ministerios. La sabiduría, ciencia, sanidades y milagros, discernimiento y hablar en lenguas e interpretarlas.

Ser sabio es más que saber muchas cosas. Es la capacidad de poder aplicar dichos conocimientos con cautela. En el momento oportuno y no obtener solo un beneficio propio. Este es el caso del rey Salomón, quien pidió sabiduría y toda la riqueza y honra le fueron dadas por añadidura (2 Crónicas 1:7 -13).

El don de ciencia puede ir relacionado también a las sanidades y milagros. Aunque no siempre sucede. Ciencia es la capacidad que Dios le da a las personas para entender la causa o razón real de alguna situación y así, tratarla a raíz. Por ejemplo, entender por qué un hermano tiene determinada enfermedad incurable, hará que podamos orar con claridad y la persona será sana.

Las sanidades y milagros, como sus nombres lo dicen también, es poder orar por alguien y así será sano o habrá un milagro en su vida. Este era parte del ministerio de Jesús en la tierra y en los evangelios evidenciamos muchos de sus milagros y sanidades, tanto físicas como espirituales.

El discernimiento es poder diferenciar una cosa de otra. Simón Pedro tenía el don del discernimiento, cuando Jesús le oye decir “tú eres el hijo del Dios viviente” y después de esto, Jesús le profetiza sobre su ministerio (Mateo 16:15-19).

Dones y talentos – El hablar en lenguas y su interpretación

La persona a la que es dada el don de hablarlas es para comunicarse con Dios. Y el intérprete es quien permite que esta conversación celestial sea entendida por los demás, dando así edificación a sus hermanos en la fe (1 Corintios 14:1-5). 

Esto sucedió en la Biblia cuando los apóstoles fueron visitados por el Espíritu de Dios. Allí, cada uno fue impartido con el hablar en lenguas (Hechos 2:1-4).

Algo importante es que no tenemos por qué sentir envidia o celos porque cierta persona reciba algún don si nosotros no lo tenemos. Dios mismo nos alienta a que, si queremos algo, lo pidamos a Él con todo nuestro corazón y nos lo dará, siempre y cuando sea conforme a Su Voluntad. (Marcos 11:24)

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto … Predicas Cristianas

Publicaciones Similares

Deja una respuesta