Tiempos difíciles

Ya no hay excusas de transporte, ni de gasolina, ni de dinero, etc. Podemos reunirnos sin excusas a través del Internet o una llamada y seguir conectados en Su presencia.

No puedes orar en temor, no puedes conducirte en temor, en miedo.

En el Salmo 23:4 la palabra de Dios nos dice:»Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.» Dile a la persona que esta a tu lado: Dios siempre está con nosotros. Hermanos, y: «Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?» (Romanos 8:31).

No estamos solos; ora con tu familia, y con tus hermanos en la fe, para que rechaces todo temor que quiera sacarte del foco, y así detenerte en este tiempo. En estos momentos difíciles los verdaderos hijos(a) de Dios saldremos con las manos llenas, con más fuerzas, fortalecidos en la fe, llenos del Espíritu Santo y en comunión con los hermanos.

Pero para que esto suceda, tenemos que vernos de la manera que Dios nos ve. Dios nos ve capaces, valientes y muy útiles en Su reino. Cuándo el ángel de Jehová se le apareció a Gedeón le dijo: «Jehová está contigo, varón esforzado y valiente.» (Jueces 6:12-14). Fue en ese momento que Dios lo llamó para enfrentar lo que más temía. Y de esta misma manera Dios te llama a ti hoy. 

Hermanos, así nos está llamando Dios en estos días. Dios nos llama a salir de la rutina espiritual, y abrir nuestros ojos para ver más allá de lo visible [9]. Nuestra mirada tiene que estar en el cielo, porque en el cielo no hay escasez, ni muerte, ni hambre, ni enfermedad, ni pérdida, etc.

Para concluir

Cuando caminas en integridad bajo el poder del Espíritu Santo, no importa la situación de la tierra, si hay escasez o no. Recordemos que Dios siempre obrará a nuestro favor [10]. Por eso caminemos conscientes de quienes somos en Dios, y estemos atentos a lo que su Espíritu quiere hablarnos diariamente.

No seamos incrédulos, no te juntes con personas tóxicas que caminan según lo que el mundo diga, rodearte de hombres y mujeres de fe llenos del Espíritu Santo.

No te rindas porque Dios tiene el control y te dará todo lo que necesites [11]. Sigue siendo fiel y agradecido en el lugar dónde Dios te puso. Recuerda siempre que a pesar de las circunstancias que podamos pasar, Él está contigo como poderoso gigante.

[1] Génesis 3:1
[2] Hechos 20:29-31
[3] Juan 1:12-13
[4] Juan 16:33
[5] 1 Pedro 5:8
[6] 1 Pedro 2:9
[7] Lucas 10:17-19
[8] Eclesiastés 4:12
[9] 2 Reyes 6:17
[10] Jeremías 29:11
[11] Mateo 6:31-33; Lucas 12:29-31

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto .. Predicas Cristianas

Publicaciones Similares