Preparándonos para vencer

Prédica de Hoy: Preparándonos para vencer

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: 1 Pedro 1:13-16

Introducción

Estaba dando una recorrida por los canales de televisor el otro día, y llegue hasta un canal hispano que estaba transmitiendo un juego de fútbol. Les puedo decir que yo no soy fanático de ningún deporte, así que no sigo a ningún equipo o sé si era un juego de campeonato o no, pero lo que si sé es que los jugadores demostraban una destreza tremenda.

Los jugadores de ambos equipos corrían de un extremo de la cancha al otro pateando la pelota, y lo hacían aparentemente sin cansarse. Ambos equipos deseaban ganar el partido, así que el nivel de energía mostrado por los jugadores fue impresionante.

Claro está en que cualquiera no puede hacer lo que estos deportistas hacen lucir como algo tan fácil; cualquiera no puede pasarse 90 minutos corriendo de un extremo de la cancha al otro pateando, pasando, y manteniendo posesión de la pelota para tratar anotar un gol.  Esto es algo que toma entrenamiento extensivo, y una condición física extremadamente buena, y al ver el nivel de energía y entusiasmo de estos deportistas me quede pensando.

Así que ahora pregunto: ¿cuántos desean ser vencedores en todo momento? Claro está en que todos queremos vencer, todos queremos obtener la victoria en todo momento, pero para poder lograr ésta meta tenemos que hacer como los deportistas, tenemos que iniciar preparándonos, y acondicionándonos.

¿Cómo logramos esto? Existen tres pasos a seguir que tenemos que dar para ser vencedores. Así que pasemos ahora a la Palabra de Dios para descubrir la repuesta a nuestra pregunta. Pasemos ahora a la palabra de Dios para descubrir la relación entre el futbolista y la vida cristiana.

Preparándonos para vencer

Lo primero que encontramos aquí es que se nos dice: “Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado.”  Quiero que prestemos atención a la palabra ceñid; deseo que hagamos esto porque parte de la definición de ésta palabra es: “concretarse a una ocupación[1]. Así que si genuinamente deseamos ser vencedores, el primer paso a seguir es preparar nuestra mente (entendimiento).

No podemos vencer solos

Uno de los errores más comunes cometido por los creyentes es que no preparamos nuestra mente debidamente. Esto sucede porque todos tenemos diferentes opiniones o ideas de cómo deben suceder las cosas; lo que sucede es que cuando las cosas no suceden como nosotros pensamos que deben suceder, entonces nos decepcionamos, nos desilusionamos, y tendemos a caer en un estado de depresión. En otras palabras, dejamos de ver la gracia de Dios en nuestra vida, y comenzamos a sentirnos solos y aislados.

Publicaciones Similares