En el recuento que Salomón hace, vemos que el encontró la viña en las condiciones más pésimas que podían existir. Ahora pregunto, ¿creen ustedes que esa condición ocurrió repentinamente? Claro que no, llegar a la condición que se encontraba esa viña tomo tiempo.

De igual manera sucede con el espíritu de pobreza. El espíritu de pobreza que esta afectando a un gran grupo de creyentes, es un demonio que se infiltra en los hogares y congregaciones lentamente. Y la realidad es que tarde o temprano, todos tendremos que luchar contra él.

Anuncios

Como les dije al inicio, estoy enfocando un tema muy delicado en el día de hoy. Y deseo reiterar que con lo que les estoy diciendo, y con lo que les voy a decir a continuación, yo no estoy parado aquí al frente pidiéndoles dinero.

Haga clic para iniciar el audio. El audio puede tardar unos segundos en cargar, todo depende de la velocidad de su conexión.