El pueblo salio a recibir a quien muchos veían como el Mesías; a quien veían como la persona que les liberaría de las manos del Imperio Romano.

Pero en muy corto tiempo este sentimiento de regocijo y jubilo cambiaria drásticamente.

¿Por qué sucedió esto? Éste es el tema que estaremos explorando en el día de hoy.