Predicas en Audio

La razón por la que David podía orar tan confiadamente la podemos encontrar bien reflejada en Salmos 89:18 cuando leemos: “…Porque Jehová es nuestro escudo, Y nuestro rey es el Santo de Israel…”.  Dile a la persona que tienes a tu lado: David conocía muy bien quien Dios es.

Ahora debemos detenernos aquí por un breve momento y preguntarnos: ¿demostramos nosotros esta misma confianza en Dios? Cuando somos honestos con nosotros mismos, yo diría que la mayoría de nosotros contestaremos esta pregunta con un NO.

Anuncios

Ahora la pregunta que debemos hacernos es: ¿por qué sucede esto? ¿Por qué es que la mayoría de las personas no pueden depositar toda su confianza en Dios?