Cuando el amor en la pareja no esta basado en Cristo como su fundamento, la pareja no podrá soportar las pruebas por las que todo matrimonio tendrá que atravesar.

Estas pruebas incluyen, pero no se limitan a problemas entre miembros de la familia, celos, codicias, etc.  ¿Qué es lo que sucede entonces? Lo que sucede es que el estrés, producido por la fricción externa, comienza a acumularse hasta que llega el día cuando explota.  Y un día tostar mucho el pan del desayuno, será la suficiente causa para una separación y/o divorcio.

Anuncios

Pero el resultado final es que el divorcio y/o el rompimiento del núcleo familiar, siempre traerán serias consecuencias a nuestra vida, y a la vida de aquellos que amamos, especialmente a los hijos.  ¿Por qué digo esto?