Predicas en Audio

Nuestro futuro depende de nuestras palabras, así que empecemos a cambiar nuestra vida, cuidando las palabras que decimos y nuestra forma de hablar. Una vez que comenzamos a hacer esto, entonces nuestra vida se dirigirá por ese camino en el cual queremos estar.

Recordemos que nuestras propias palabras son las que nos permitirán romper nuestra zona de confort para salir de la caja y tomar las riendas de la vida junto a Cristo.

Dejemos de creer que todo lo que necesitamos es estabilidad, dinero, trabajo, y aceptación social. La realidad es que a pesar de que tengamos todas esas cosas, sin Cristo en nuestro corazón siempre nos sentiremos vacíos e insatisfechos.